Volcán de Pacaya incrementa actividad en Guatemala

Bryan Rivera llora después de ver los restos de su casa después de que su familia desapareciera durante la erupción del volcán de Fuego
Víctimas denuncian negligencia tras erupción del Volcán de Fuego
Autor

13 Junio, 2018

La Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) de Guatemala, tras recibir denuncias por posible negligencia de parte de autoridades del Estado, para la correcta entrega de víveres y ayuda humanitaria a los damnificados por la erupción del Volcán de Fuego, abrió un expediente para evaluar tal circunstancia.

El gobierno de Guatemala permitirá a los pobladores de varias comunidades afectadas por la erupción del volcán de Fuego del pasado domingo, que ha cobrado hasta ahora la vida de 110 personas, ingresar a la "zona cero", como denominan a la región arrasada por los deslaves, para buscar a los familiares desaparecidos.

La última erupción del Pacaya, que se ubica en el municipio de San Vicente Pacaya, en el departamento sureño de Escuintla, fue en junio de 2015. La búsqueda del otro agente se suspendió, debido a las condiciones climáticas, por lo que este martes se reanudarán.

Eufemia se encontraba en el mercado de Los Lotes vendiendo frutas, como acostumbra desde hace décadas, cuando vio el flujo piroclástico llegando a su pueblo.

Maquinaria gubernamental trabaja en la zona removiendo tierra y piedras.

Conred detalló que el lahar desciende "por las barrancas, Seca y río Mineral, ambos afluentes del río Pantaleón, con un ancho de 35 a 40 metros y una altura de 3 metros" y que el mismo arrastra árboles y material volcánico con bloques de 3 metros de diámetro.

La Conred, con apoyo del Ejército, la policía civil y la policía de caminos mantiene cordones de seguridad, restringiendo y supervisando el ingreso a la zona de desastre que comprende, además de las comunidades de Escuintla, el municipio de San Juan Alotenango, en el departamento de Sacatepéquez.

Cabañas precisó, que la catástrofe natural dejó 1,7 millones de personas afectadas, de ellas, un poco más de cinco mil permanecen en albergues habilitados de forma improvisada para paliar la tragedia de quienes lo perdieron todo. También dejó cuatro carreteras afectadas y una destruída, al igual que una escuela destruída y tres afectadas, entre otros.


Mas noticias