Tiene sólo 9 años y es adicta a los videojuegos

Fortnite
Fortnite | Epic Games
Autor

13 Junio, 2018

La adicción a 'Fornite', el nuevo videojuego de moda, ha llegado a su límite.

El juego ya fue descargado más de 45 millones de veces desde que se estrenó, en julio del año pasado.

Actualmente, está recibiendo una terapia para recuperarse de su adicción. "Este es un problema serio que está destrozando la vida de nuestra hija".

Fue entonces cuando la pequeña admitió que había comprado mejoras para jugar Fortnite y sus padres decidieron restringirle el tiempo de juego. "Estábamos enfadados y preocupados y le confiscamos la Xbox". No fue hasta mediados de marzo cuando notaron señales preocupantes.

En una entrevista que se realizó a sus padres a principios del mes de junio, la madre de la niña mencionó que no tenían ni siquiera las más mínima idea de la naturaleza tan adictiva del videojuego, mucho menos del impacto mental que tenía sobre su pequeña hija.

"Estaba tan enganchada que ni siquiera iba al baño". Además, se quejaba de estar demasiado cansada como para ir a su clase de deportes, de ballet o a la iglesia los domingos. Además, le impusieron un riguroso horario de juego: una hora en días de colegio y dos horas los fines de semana, pero salió peor: "Ella enloqueció y golpeó a mí esposo en la cara", declaró Carol.

Una niña de 9 años es solo una de las decenas cuyos padres han reportado a psicólogos y expertos, acudiendo a su ayuda, pues su adicción a este videojuego masivo en línea se ha descontrolado y ha llevado a conductas extremas de parte de ella. Pero fueron los pequeño cargos a las tarjeta de crédito de su padre los que realmente llamaron su atención, pues empezaron a notar pequeños cobros de manera regular que llegaban a sumar hasta 50 libras al mes. El consejero admitió haber estado en contacto de docenas de padres con hijos que mostraban síntomas de adicción a Fornite. Cuando le preguntaron reconoció que "podrían ser algunos extras que había pagado en Fortnite". "He trabajado en este campo durante las últimas tres décadas y nunca he visto algo así".

Lo que empezó como una fiebre de entretenimiento y un parteaguas en el mundo de los videojuegos se ha convertido no sólo en un fenómeno mundial sino también en un problema de salud que está afectando principalmente a niños y jóvenes.


Mas noticias