Según un estudio, así es la cara de Dios

Así sería el rostro de Dios según los cristianos estadounidenses
Joven y afeminado: así es el verdadero rostro de Dios según los creyentes
Autor

13 Junio, 2018

Pero la visión íntima del Creador, la que cualquiera es libre de imaginar, puede ser muy distinta.

La gente imagina un rostro más joven, de un hombre "más femenino y menos caucásico" de lo que sugiere la cultura popular. Y lo más interesante es que proyecta en él algunas de sus características personales, desde su propio aspecto físico hasta sus ideas políticas. Al combinar todas las caras seleccionadas, los investigadores pudieron armar la "cara de Dios" compuesta por lo que refleja el imaginario de los creyentes estadounidenses, precisó diario ABC de España.

Los participantes del estudio seleccionaron -de cientos de caras a disposición- el rostro que se acercaba a su representación. Algo así como un Dios hecho a imagen y semejanza. Los liberales tendían a ver a Dios como más femenino, más joven y más amoroso que los conservadores que, a su vez, veían a Dios como más caucásico y más poderoso que los liberales.

"Estos sesgos podrían haber surgido del tipo de sociedades que los liberales y los conservadores quieren", sugirió Joshua Conrad Jackson, autor principal del estudio. "Ivestigaciones anteriores muestran que los conservadores están más motivados que los liberales para vivir en una sociedad bien ordenada, una que estaría mejor regulada por un Dios poderoso".

Las percepciones de las personas también están relacionadas con sus propias características. Los más jóvenes creían en un dios más joven. Y los afroamericanos creían en uno con un color de piel más oscuro y unos rasgos más parecidos a los suyos.

Joven y afeminado: así es el verdadero rostro de Dios según los creyentes
Revelaron el "verdadero" rostro de Dios: es más joven de lo que se creía

Kirt Gray, profesor de la Universidad de Carolina, dice que la "gente suele proyectar sus creencias en los demás y por eso la apariencia de Dios es así: las persona no sólo creen que Dios piensa como ellas sino que también creen que se parece a ellas".

El estudio fue realizo por la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill.

Curiosamente, sin embargo, las personas no mostraron un sesgo egocéntrico sobre la base del género.

Finalmente, cabe resaltar que todos los participantes creían en un Dios igualmente masculino y no mostraron otras alternativas.


Mas noticias