Bachar al Asad quiere visitar Pyongyang, según medio norcoreano

Donald Trump. /AFP
Donald Trump. AFP
Autor

05 Junio, 2018

Matis, jefe del Pentágono, habló en Singapur durante una conferencia sobre seguridad.

"Nuestra política no ha cambiado, y como dijo el presidente, las sanciones todavía están activas y son muy poderosas", sostuvo Sanders, quien añadió que las sanciones no serán levantadas "hasta que Corea del Norte esté desnuclearizada".

Por otro lado el ministro de Defensa de Japón, Itsunori Onodera, instó el sábado a la comunidad internacional a mantener los embargos económicos y la vigilancia sobre Corea del Norte, advirtiendo de que este país tiene un historial de incumplimiento de los acuerdos.

Después de que hace dos semanas Trump decidiera cancelar el encuentro, la cumbre finalmente se celebrará el 12 de junio, tal y como estaba previsto inicialmente, según anunció el propio mandatario estadounidense el pasado viernes.

Washington reclama una desnuclearización "completa, verificable e irreversible" de Corea del Norte y se muestra dispuesto a aportar garantías para la "seguridad" del régimen aislado, que siempre consideró su arsenal como un seguro de vida.

"Podemos esperarnos, en el mejor de los casos, a un camino de negociaciones lleno de obstáculos", sostuvo el vocero de Donald Trump.

Cuestionado por la posible retirada de las tropas estadounidenses que se encuentran en la península de Corea, un punto que, según han informado algunos medios, podría ser una de las condiciones de Pyongyang antes de plantearse su posible desnuclearización, el secretario descartó esta posibilidad.

"Como ministros de Defensa, debemos conservar una colaboración defensiva fuerte para permitir a nuestros diplomáticos negociar tranquilamente desde una posición dominante en este momento crítico", precisó.

Kim Yong Chol, que además se reunió dos días con Pompeo en Nueva York antes de trasladarse a Washington, entregó a Trump una carta personal del máximo líder de la RPDC. La últimas vez fue un enviado de alto rango quien visitó al entonces presidente Bill Clinton en 2000.


Mas noticias