Publican páginas inéditas del diario de Ana Frank donde habla de sexo

Ana Frank
Publican páginas inéditas del diario de Ana Frank donde habla de sexo
Autor

16 May, 2018

Por años, existió un "eslabón perdido" en el diario de Ana Frank: dos páginas sucesivas cuyo contenido estuvo oculto bajo rayados y papel kraft pegado a su superficie, que hicieron imposible cualquier tipo de lectura.

"Las bromas 'sucias' son clásicas entre los adolescentes". La burla produce cierta incomodidad, dada la ocupación nazi del país, pero muestra que Ana era una niña como las demás.

Anna, de 13 años por entonces, escribió las dos páginas el 28 de septiembre de 1942, menos de tres meses después de que ella, su familia y otra familia judía se refugiaran en el anexo secreto detrás de una casa en Amsterdam para esconderse de los nazis.

Más tarde, posiblemente por temor a las miradas indiscretas o porque ya no le gustaba lo que había escrito, las cubrió con papel de estraza con un adhesivo como una estampilla, y su contenido siguió siendo un misterio tentador durante décadas.

Resulta que en esas páginas había cuatro chistes sobre sexo que la misma Anna describió como "colorados" y una explicación sobre el desarrollo sexual femenino, sexo, anticoncepción y prostitución.

Nos acercan aún más a la niña y a la escritora Anne Frank, dijo el martes Ronald Leopold, director ejecutivo del museo de la Casa de Ana Frank. Fue una de las bromas recién descubiertas.

Anne escribió con franqueza en otras partes de su diario sobre su floreciente sexualidad, su anatomía y su período inminente. "Consideramos que todos los textos deben ser documentados", consideró Leopold sobre las páginas que se publicarán con una nueva edición del diario en 2019. En su diario, por ejemplo, abordó las entradas de un amigo ficticio llamado Bote. En su más reciente investigación, el diario de la joven sorprendió con nuevas revelaciones.

La prostitución y la homosexualidad son otros temas que toca en estas páginas escribiendo: "Si los hombres son normales, van con mujeres". En París tienen grandes casas para eso.

"Chistes como: "¿Sabes por qué hay chicas de las Fuerzas Armadas alemanas en Holanda? "Para servir de colchón a los soldados", fue parte de las burlas que plasmó.

Ella también relató esta broma: "Un hombre tenía una esposa muy fea y él no quería tener relaciones con ella".


Mas noticias