Nicaragua: Gobierno confía en obispos el inicio del diálogo

Nicaragua: Gobierno confía en obispos el inicio del diálogo
Nicaragua: Gobierno confía en obispos el inicio del diálogo
Autor

12 May, 2018

"La también vocera del gobierno reconoció el esfuerzo que están realizando los señores obispos de la Conferencia Episcopal, el cardenal Leopoldo Brenes a la cabeza, para asegurar las condiciones óptimas para el diálogo nacional".

El gobierno aceptó los cuatro requerimientos que la Conferencia Episcopal demandó para iniciar el diálogo, entre estos están: permitir el ingreso de la CIDH, suprimir fuerzas de choques que intimidan, coaccionan y agreden a los ciudadanos, detener todo tipo de represión frente a grupos civiles que protestan pacíficamente y dar signos creíbles de su voluntad de diálogo de paz respetando la dignidad y libertad de las personas.

"Nosotros hemos estado en todo momento en absoluta disposición de asistir cuando la Conferencia Episcopal nos convoque, cuando los señores obispos consideren que estamos listos para entrar a esa fase histórica de estos tiempos nuevos, que por la gracia de Dios estamos viviendo", agregó.

Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua, hizo el martes 8 de mayo de 2018 un llamado al cese de la violencia durante su declaración diaria en medios del gobierno de ese país.

"Sabemos que estamos en un ciclo que nos permite aprender, emprender y crear en nuestra Nicaragua, un nuevo capítulo de cultura política dialogante, un nuevo capítulo de cultura política tolerante, un nuevo capítulo que da continuidad a los tiempos que venimos viviendo de cultura política, democrática y un nuevo tiempo para la justicia y para la paz", acotó.

Nicaragua atraviesa una crisis, que hoy cumple 20 días, debido a multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del presidente del país, Daniel Ortega, que comenzaron exigiendo medidas de seguridad social.

Desde que comenzaron las protestas los enfrentamientos violentos han causado al menos 47 muertos, la mayoría entre el 18 y el 22 de abril pasado, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), mientras que otras organizaciones humanitarias elevaron a 63 el número de los fallecidos.


Mas noticias