Merkel: Europa ya no puede confiar en EEUU para 'protegerla'

Ver el video 12:48  Macron exhorta a transformar Europa
Ver el video 12:48 Macron exhorta a transformar Europa
Autor

10 May, 2018

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, han pedido a Israel e Irán que se controlen en Oriente Próximo para evitar una mayor escalada de las hostilidades en la región, dijo el jueves un portavoz del Gobierno alemán.

"Si aceptamos que otras grandes potencias, incluso las aliadas, las amigas en las horas más duras de nuestra historia, se pongan en situación de decidir por nosotros nuestra diplomacia, nuestra seguridad, a veces haciéndonos correr grandes riesgos, entonces ya no somos soberanos", afirmó.

Además, criticó duramente a los nacionalismos, que pueden provocar "divisiones mortales", e instó a no "dejarse dividir" ni "renunciar nunca a la defensa de la democracia, del debate, rechazando la violencia".

"Ya no podemos confiar en que Estados Unidos nos proteja".

"Creo en un presupuesto europeo mucho más ambicioso (.) Creo en una zona euro más integrada, con un presupuesto propio", insistió el joven político que llegó hace un año a la presidencia de Francia.

"No seamos débiles y elijamos", afirmó, y consideró que en Alemania "no puede haber un fetichismo perpetuo en relación con los excedentes presupuestarios y comerciales", en referencia a las políticas de austeridad defendidas por la canciller, Angela Merkel. "Europa tiene que tomar su destino en sus manos, es nuestro desafío para el futuro", añadió.

Merkel sostuvo que Europa necesita la "pasión" que Macron ha traído consigo y señaló que los europeos deben "encontrar juntos respuestas muy concretas" a los desafíos globales.

Macron y Merkel están enzarzados desde hace semanas en complicadas negociaciones para intentar ponerse de acuerdo sobre una serie de proyectos de reforma de la Europa post Brexit, con vistas a la cumbre europea de finales de junio.

La declaración ocurre después de que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, señalara que Washington "perdió vigor por eso, a largo plazo, influencia".

El presidente francés aprovechó la ceremonia de entrega de una recompensa por su compromiso proeuropeo, el premio Carlomagno, en la localidad alemana de Aquisgrán, para dejar de manifiesto su creciente impaciencia.

Tanto en la cena en honor del premiado celebrada anoche como en los actos de hoy, el rey Felipe tuvo ocasión de mantener encuentros informales con varios de los dirigentes y personalidades europeas asistentes al acto, indicaron a Efe fuentes oficiales.


Mas noticias