Expertos dicen haber descubierto el misterio del avión desaparecido de Malaysia Airlines

Fue una misión suicida la desaparición del Malaysia Airlines
La incógnita del vuelo MH 370
Autor

16 May, 2018

La razón es que Zaharie despresurizó a propósito el avión para que la tripulación estuviera inconsciente. Eso podría explicar el silencio de radio del avión mientras se alejaba sin control de su ruta: ningún pedido de ayuda, ningún mensaje de texto de despedida, ningún intento de llamado de emergencia que no llegó a conectar.

Aunque se destinaron cientos de millones de dólares en una investigación que llevó cuatro años, los restos del avión no fueron hallados.

Por eso es probable que el secreto de lo qué pasó en los momentos finales del vuelo - y las razones detrás de ello- probablemente murió junto con los pasajeros y el piloto.

Según el investigador Larry Vance, especializado en incidentes aéreos, Zaharie Amad Shah se puso una máscara de oxígeno antes de despresurizar el avión para que los pasajeros y los tripulantes perdieran la conciencia. "Se estaba suicidando y desafortunadamente estaba matando a todos los otros a bordo y lo hizo deliberadamente", agregó. "Y lo hizo deliberadamente". Y también destacaron que en los minutos finales, el avión se desvió cerca de Penang, Malasia, ciudad de origen del capitán y que miró hacia allí por última vez.

"Si se observa atentamente, se puede percibir que hace un giro hacia la izquierda, y después empieza un largo giro hacia la derecha". "O un corto y emotivo adiós a su ciudad natal".

Un grupo de expertos parece ya tener una de las teorías que más se acerca a lo que realmente sucedió con el avión de Malasya Airlines desaparecido el 8 de marzo de 2014 sin dejar rastro alguno.

Por otro lado, otro de los grandes interrogantes es el hecho de que el avión no pudo ser rastreado por ningún sistema satelital. Y la respuesta es que así fue porque el piloto así lo quiso.

Según ellos fue posible porque Zaharie, quien tenía casi 20 mil horas de vuelo de experiencia y hasta había construido un simulador de vuelo en su casa, sabía exactamente cómo hacerlo.

La misión "fue planificada meticulosamente para hacer desaparecer el aparato", incluso el vuelo a través de la frontera entre Tailandia y Malasia para evitar que ninguna de las dos partes interviniera, dijo Simon Harvey, un piloto británico con muchas horas de vuelo en sus espaldas al comando de un Boeing 777 en Asia.

"Ninguno de los controladores se preocupó por esa misteriosa aeronave, porque de pronto ya no estaba en su espacio aéreo", dijo Hardy.

Desde el comienzo de la investigación, Zaharie y el co-piloto Fariq Abdul Hamid fueron los principales sospechosos de la desaparición.

Otra teoría es que secuestró el avión en protesta por el encarcelamiento de Anwar Ibrahim, que en ese entonces era el líder de la oposición en Malasia. En cuanto a las hipótesis de un ataque terrorista, estas han sido descartadas paulatinamente, porque no hay motivo para sospechar de ninguna organización, aunque una de ellas, llamada Mártires Chinos, se adjudicó el ataque.


Mas noticias