Ecuador gastó millones en espionaje para "proteger" a Assange, según medios

Ecuador gastó 5 millones de dólares en proteger a Julian Assange
Ecuador gastó millones de dólares en proteger a Julian Assange
Autor

16 May, 2018

Parece que al fin hay respuesta para una de las preguntas del millón, o más bien de cinco millones, ¿cuánto le ha costado Julian Assange a Ecuador?

El Gobierno de Ecuador ha gastado más de 4 millones en una operación de espionaje con el objetivo de proteger al activista Julian Assange, refugiado en su embajada de Londres desde 2012.

El dispositivo, cuya existencia era ignorada por el embajador de entonces Juan Falconí Puig, fue bautizado primero como "Operación Huésped" y luego como "Operación Hotel".

El diario británico, que ha tenido acceso a papeles clasificados del Ejecutivo ecuatoriano, asegura que este ha contratado durante todo este periodo a varios agentes encubiertos de una compañía de seguridad que han vigilado constantemente tanto a las visitas que recibía Assange como al personal de la embajada.

El programa de inteligencia denominado "Operación Invitado", después dado a conocer como "Operación Hotel", ha costado en promedio al menos 66.000 dólares al mes para pagar seguridad, recopilación de inteligencia y contrainteligencia.

Se grabaron además "con minucioso detalle" las "actividades diarias de Assange", sus interacciones con el personal de la embajada, con su equipo legal y otros visitantes, según esos documentos. La empresa brindaba seguridad las 24 horas, los 7 días de la semana, con dos personas en turno a la vez, en un departamento situado en una mansión eduardiana por el que se pagaba unos 3.780 dólares al mes (£ 2,800), situado a la vuelta de la embajada ecuatoriana en Londres, en el barrio londinense de Knightsbridge. "También documentaron sus cambios de humor", indicó The Guardian. Los invitados de Assange debían pasar por una zona de seguridad, dejaban sus pasaportes, los que se usaron para crear un perfil que describía la visita y proporcionaba los detalles del fondo de todos los visitantes de la embajada.

La investigación revela que la operación contó con la aprobación del entonces presidente ecuatoriano, Rafael Correa, y del entonces canciller, Ricardo Patiño.

The Guardian apunta que la existencia de el registro detallado de visitantes de la embajada podría ayudar a descubrir quién dio a Assange los emails de la campaña demócrata estadounidense de Hillary Clinton, una información que seguramente interesaría al fiscal Robert Mueller, que investiga la posible interferencia rusas en las elecciones de 2016 que ganó Donald Trump.

El pasado diciembre, el Gobierno de Ecuador le concedió la nacionalidad ecuatoriana y pidió para él un estatus diplomático, algo a lo que el Ministerio de Exteriores británico se negó.

Según el diario inglés, además de darle asilo, el Gobierno de Correa aparentemente estaba preparado en 2014, para gastar dinero en mejorar su imagen.


Mas noticias