Crearon comité en Ecuador contra pederastia de la Iglesia Católica

Arquidiócesis se pronuncia sobre cura acusado de tortura
Crean comité contra abusos de Iglesia en Ecuador tras casos de tortura
Autor

12 May, 2018

"Nos declaramos en lucha permanente contra la impunidad y contra las personas que cometen actos de pederastia", manifestó Rodríguez al tiempo que alertó que su colectivo no descansará hasta que los responsables "paguen con todo el rigor de la ley".

La Arquidiócesis de Guayaquil manifestó este viernes que "ha procedido con celeridad y transparencia, tanto en el campo de la justicia ordinaria como en el canónico", respecto al caso de supuestos abuso sexual de al menos diez adolescentes, hoy jóvenes de entre 28 y 30 años, por parte del sacerdote Fernando I, quien hasta el 2013 ejerció como párroco en una iglesia ubicada en la ciudadela Acuarela del Río, en el norte de Guayaquil.

Según, el cura sometió a sus víctimas a un extraño ritual donde fueron desnudados, golpeados, entre otras vejaciones, pero nunca los violó ni tocó sus genitales señala el trabajo reporteril.

Esta denuncia extremeció a la sociedad ecuatoriana debido a que en el país han salido a relucir otros casos de pederastia que señalan como victimario a un exsacerdote de la ciudad de Cuenca.

Por su parte grupos sociales anunciaron la creación de un Comité contra casos de abuso y violación por parte de representantes de la Iglesia católica.

"No permitiremos que la impunidad presentada por quienes usan sotana transite campante por los tribunales de justicia", agregó Rodríguez e invitó a grupos "pro vida", que se oponen al aborto y a la diversidad sexual a sumarse al colectivo para vigilar los procesos contra los curas acusados de abusos.

También hizo un llamado a la Conferencia Episcopal Ecuatoriana para que se sumen a las campañas de denuncias, así como sean reparados los daños en las víctimas.

El arzobispo de Guayaquil, monseñor Luis Cabrera, dio a conocer las acciones realizadas respecto al caso, y la institución emitió un comunicado.

Sin embargo, destacó que "la Fiscalía ha abierto dos investigaciones más para determinar si los hechos descritos (últimamente) pueden tratarse como torturas, delito que aún podría no haber prescrito".

Dentro de los testimonios de los muchachos se detalla la práctica denominada como "dinámica del pecado", que no cuenta con la aprobación de la Iglesia Católica.


Mas noticias