17 muertos en el Congo — Ébola

Preocupante
Archivo. Gerardo Carrasco Montevideo Portal
Autor

09 May, 2018

Al menos 17 personas murieron en una zona del noroeste de la República Democrática del Congo, donde las autoridades sanitarias confirmaron un brote de ébola, dijo el martes el Ministerio de Salud.

Además, en las últimas cinco semanas se han producido 21 casos sospechosos de fiebre hemorrágica viral en la región mencionada, incluyendo 17 muertes.

Los equipos médicos apoyados por la Organización Mundial de la Salud y la organización benéfica médica Medecins Sans Frontieres fueron enviados a la zona el sábado y tomaron cinco muestras de supuestos casos activos.

El responsable del instituto de investigación biológica del país africano, Jean Jack Muyembe, había revelado las cifras de casos confirmados y sospechosos, mientras que un portavoz del Ministerio de Sanidad congoleño también reveló que al menos dos personas habían contraído la enfermedad.

La OMS está trabajando estrechamente con el Gobierno de la RDC para ampliar rápidamente sus operaciones y movilizar a sus socios de salud utilizando el modelo de una respuesta exitosa implementado a un brote similar de ébola en 2017.

"Nuestra principal prioridad es llegar a Bikoro para trabajar junto con el Gobierno de la República Democrática del Congo y nuestros socios para reducir la pérdida de vidas y sufrimiento relacionados con este nuevo brote de la enfermedad del virus del Ébola", dijo el Dr. Peter Salama, Director Adjunto de la OMS.

Con esta reaparición del ébola, RDC registra el noveno brote del virus desde 1976.

Un primer equipo multidisciplinar formado por expertos de la OMS, Médicos Sin Fronteras (MSF) y las autoridades sanitarias locales se desplazó hoy mismo a Bikoro para "reforzar la coordinación y las investigaciones", precisó la agencia de la ONU.

La OMS liberó un millón de dólares de su Fondo de Contingencia para Emergencias con el objetivo de respaldar la respuesta al brote durante los próximos tres meses y evitar su propagación a provincias y países próximos.

La enfermedad -que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados- causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 por ciento.

La OMS declaró el fin de la epidemia en enero de 2016, después de registrarse 11 mil 300 muertes y más de 28 mil 500 casos.


Mas noticias