Papa Francisco expresa su cercanía a Ecuador tras asesinato de equipo periodístico

Ecuador
Ecuador Pasión por las noticias el lazo que unía a los periodistas secuestrados. Difusión
Autor

16 Abril, 2018

Ecuador buscaba el sábado recuperar cuanto antes los cuerpos de los miembros del equipo de prensa asesinados en cautiverio y al mismo tiempo una intensa cacería en colaboración con Colombia se lleva a cabo en la frontera para atrapar a los responsables.

"Debo iniciar por condenar nuevamente de la manera más enfática el asesinato de los periodistas en Ecuador", dijo el gobernante de Colombia y expresó su solidaridad al Presidente ecuatoriano, Lenin Moreno, quien se ausentó de la Cumbre por el hecho.

El mandatario explicó en una rueda de prensa que expiró el plazo de 12 horas dado a los secuestradores para que presenten alguna prueba de vida del periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra.

La última vez que se les vio con vida fue en un video difundido el 3 de abril, en el que aparecían con cadenas al cuello, clamando por un trato con los captores.

Su secuestro y asesinato ha sido atribuido, y autoatribuido según comunicados que han llegado a medios colombianos y fundaciones ecuatorianas y están bajo investigación, al grupo "Oliver Sinisterra", liderado por alias "Guacho", disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc). Se les perdió el rastro cuando ingresaron a la zona de Mataje.

"Del lado colombiano (.) lanzamos operaciones desde Tumaco y Cali, y así mantendremos ese despliegue coordinadamente con Ecuador a través de helicópteros, de aviones, de personal de Ejército, que permitan no solamente un control de la frontera sino dar con los responsables" del crimen, manifestó el ministro colombiano de Defensa, Luis Carlos Villegas.

El funcionario y jefes de la fuerza pública de Colombia se reunieron el viernes con Moreno en Quito para ratificar la voluntad del gobierno de Santos de cooperar en el control de la empobrecida, porosa y selvática frontera común, azotada por la violencia derivada del narcotráfico que enfrenta Colombia.

La inusitada violencia que vive Ecuador, que ha dejado por ahora siete muertos y cuatro decenas de heridos, es una secuela del acuerdo de paz que condujo al desarme de las FARC, organización que controlaba territorios que ahora están en disputa entre desertores rebeldes y bandas de origen paramilitar.


Mas noticias