Lula se entregó y es llevado a la prisión de Curitiba

El PT puso en marcha movilizaciones para defender a su histórico dirigente
El PT puso en marcha movilizaciones para defender a su histórico dirigente
Autor

09 Abril, 2018

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva es trasladado en avioneta por la Policial desde San Pablo hacia Curitiba, en el sur del país, donde será ubicado en una celda policial para hacer cumplir su condena de 12 años y un mes por cargos de corrupción y lavado de dinero, en el final de una extensa jornada donde los militantes de su partido bloquearon la salida del sindicato donde se refugiaba para evitar que se entregue a la Justicia.

Lula salió rodeado por partidarios, entre ellos líderes de su Partido de los Trabajadores (PT) y empleados siderúrgicos, quienes se habían reunido afuera de la sede sindical situada en un suburbio industrial de Sao Paulo.

"Quiero decir que Lula está aquí con nosotros en el sindicato, protegido por el pueblo, por una multitud que cerca el sindicato", agregó la senadora en su mensaje.

De acuerdo con el exsenador Eduardo Suplicy, del Partido de los Trabajadores (PT), Lula parece tener pensado "dormir" en el sindicato esta noche y asistir mañana sábado a una misa en memoria de su fallecida esposa, Marisa Leticia.

La misa está prevista para las 10.00 hora local del sábado en la calle y frente a la sede del sindicato donde Lula se acuarteló con varios dirigentes del PT y de partidos aliados, así como con cuadros sindicales y de movimientos sociales.

"No hay por parte de Lula ningún incumplimiento de una orden judicial".

Hoffmann acudió a la prensa poco antes para aclarar que Lula no incumplió ninguna orden judicial al no acatar el plazo que le había dado la justicia. "A él le fue dada por el juez la opción de ir a Curitiba a entregarse y no ejerció ese opción", afirmó la parlamentaria en entrevista que concedió a periodistas media hora después de concluido el plazo que tenía el expresidente para entregarse.

Este hecho descarrila por completo la intención de Lula de presentarse, de nueva cuenta, a la elección presidencial que se celebrará en octubre de este año, a pesar de que todas las encuestas lo muestran como favorito para ganar la primera ronda, con amplia ventaja sobre sus más cercanos competidores.

Pese a que el PT niega las negociaciones, voceros de la Policía Federal han dicho que mantienen contactos con los abogados de Lula para acordar la posible entrega que evite cualquier tipo de disturbio.

En el coche estaban Lula, su abogado Cristiano Zanin, Paulo Okamotto, el director administrativo del Sindicato dos Metalúrgicos do ABC, Moisés Selerges, y un escolta, según informó el diario 'Folha de Sao Paulo'.


Mas noticias