Inversionistas descartan alza en tasa de interés por Banxico

Se estabiliza la inflación
Banco central de México mantiene tasa clave en 7,50% y posterga ciclo de alzas
Autor

13 Abril, 2018

Si bien hasta marzo la inflación a tasa interanual se desaceleró más de lo esperado a su nivel más bajo en más de un año, a un 5.04 por ciento, la cifra aún está lejos de la meta permanente de 3.0 por ciento de la entidad monetaria.

Ante la presencia de factores que, por su naturaleza, impliquen un riesgo para la inflación y sus expectativas, de ser necesario la política monetaria actuará de manera oportuna y firme para fortalecer el anclaje de las expectativas de inflación de mediano y largo plazo y lograr la convergencia de esta a su objetivo de 3%.

Agregó que mantendrá una postura monetaria prudente y dará seguimiento al traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio a los precios, así como a la postura monetaria relativa con Estados Unidos y a la evolución de la economía mexicana.

En su decisión anterior, la Junta previó que la inflación general continuaría disminuyendo, aproximándose en el año hacia la meta fijada, para alcanzarla en el primer trimestre de 2019 y mantenerse alrededor de ese nivel el resto del año.

Pese a esta advertencia, Neil Shearing, analista de la firma Capital Economics, pronosticó, en un reporte a clientes, que Banxico bajará la tasa hasta 7% al final del año ante una continua desaceleración de la inflación.

Además, es muy probable que el peso pierda terreno frente al dólar conforme se acerquen las elecciones del próximo 1 de julio y así, la Junta de Gobierno del Banco de México tendrá que instrumentar un incremento adicional de 25 puntos base antes del 1 de julio, ya sea en la reunión del 17 de mayo o en la del 21 de junio.

Con la decisión de mantener el referencial en 7.50%, nuestro país se desligó de la última decisión de la la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos; cuyos integrantes determinaron -en marzo pasado- un incremento de 25 puntos base en su tasa de interés.

El Banco de México estimó que la economía mexicana enfrenta riesgos considerables hacia adelante, aunque se encuentra en una mejor posición para enfrentarlos, afirmó en su comunicado de política monetaria.

Hacia adelante, en la medida en que se disipe la volatilidad generada por el proceso electoral y la incertidumbre respecto a la renegociación del acuerdo comercial, habría posibilidades de que el banco central mantenga e incluso reduzca la tasa de referencia en la segunda mitad de 2018.

"El balance de riesgos para la inflación mantiene un sesgo al alza asociado a los riesgos descritos, en un entorno con un alto grado de incertidumbre", remarcó.


Mas noticias