"Estamos tranquilos, los ataques fueron lejos de zonas urbanas" — Peruana en Siria

Ejército sirio Unos 30 misiles fueron disparados durante el ataque un tercio fue interceptado
Captura
Autor

16 Abril, 2018

El presidente Donald Trump declaró ayer como una "misión cumplida" el ataque de misiles liderado por Estados Unidos contra Siria como consecuencia del programa de armas químicas del gobierno del presidente Bashar al Assad. El bombardeo fue casi a las 4 de la mañana.

En las afueras de Damasco fue bombardeado un centro de investigación, de desarrollo, de producción y de pruebas de tecnología química y biológica, explicó el jefe del estado mayor estadunidense, el general Joseph Dunford.

Así lo dijo Asad durante una conversación telefónica con su homólogo iraní, Hasan Rohaní, según la agencia de noticias oficial siria, SANA.

Fue un ataque "único", según el Pentágono, para disuadir a Al Asad de utilizar armas químicas en el futuro. Agregó que el tercer objetivo fue un almacén de armas químicas y un importante puesto de comando, también al oeste de Homs.

Lo que llama la atención del activismo, es la razón por la cual se decidió proceder con el ataque militar, sin antes esperar a que un equipo internacional de expertos en armas químicas, haya podido investigar el hecho.

En el pasado, Estados Unidos acusó a este centro de desarrollar gas sarín, un arma que según la ONU fue utilizada en un ataque químico en la localidad siria de Jan Cheijun (noroeste), donde murieron más de 80 civiles en abril de 2017. Sin duda, el más llamativo fue un video del momento en el que la flota de Estados Unidos lanza un misil Tomahawk desde un submarino USS John Warner, desde el Mediterráneo. Según la cadena Fox News, bombarderos B-1 de largo recorrido también fueron utilizados.

No hubo bajas del lado estadounidense, según el Pentágono. El Ministerio de Defensa ruso estima que EE UU, Francia y el Reino Unido emplearon en el ataque contra Siria 103 misiles de crucero, bombas guiadas y misiles aire-tierra lanzados desde buques y aviones de combate emplazados en el mar Rojo, el Mediterráneo y la zona de Al Tanaf, y que la defensa antiaérea siria interceptó 71 proyectiles con sistemas de fabricación rusa S-125, S-200, Buk, Kvadrat y Osá.

Muchos censuraron al mandatario estadounidense Donald Trump, agitaron banderas de los aliados de Siria Irán y Rusia, y vitorearon a Al Assad.


Mas noticias