Puigdemont busca ser elegido como presidente de Cataluña

Carles Puigdemont fue destituido de la presidencia de Cataluña por el Gobierno español luego de la declaración de la independencia de su región
Puigdemont quiere volver a Cataluña ya como presidente
Autor

13 Enero, 2018

La primera de éstas pretende hacer la investidura por medio de un delegado presente en el llamado Parlament, mientras que la segunda opción sería hacer la proclamación vía Skype.

Asimismo, la justicia española dictó una orden de detención en contra de Puigdemont y sus asesores por delitos rebelión, sedición, malversación de fondos públicos, prevaricación y desobediencia a la autoridad judicial, por lo que una vez que pise suelo español, será arrestado y deberá enfrentar a los tribunales locales. Sin embargo, según detalló el diario local La Vanguardia, el coordinador general del Partido Popular español (derecha constitucionalista), Fernando Martínez Maillo, aseguró que "esa elección no será válida jurídicamente, y con ella Puigdemont sólo trata de 'huir' de la justicia y de sus propias responsabilidades".

Las normas del parlamento catalán son ambiguas sobre esa posibilidad, pero la oposición unionista afirma que un presidente no puede gobernar desde el extranjero.

En los comicios del 21 de diciembre pasado, los soberanistas sumaron 70 legisladores, superando por dos la mayoría absoluta de 68.

Los dos principales partidos separatistas, Juntos por Cataluña (centroderecha), liderado por Puigdemont, e Izquierda Republicana de Cataluña (ERC), acordaron el miércoles intentar investirlo, pero no saben cómo hacerlo de modo no presencial. El exvicepresidente catalán y líder de ERC, Oriol Junqueras, y el exconsejero regional de Interior, también diputados electos, permanecen en prisión preventiva por el caso que investiga a todo el anterior gobierno independentista catalán. Luego de la declaración de independencia del 27 de octubre, calificada como ilegal y anticonstitucional por el gobierno central, Puigdemont fue destituido junto a su plana mayor.

Carles Puidgemont en una manifestación en favor del gobierno catalán en Bruselas. Entonces, Rajoy, convocó elecciones autonómicas, ganadas en minoría por los liberales de Ciudadanos (36 escaños), contrarios a la independencia.

La formación de la mesa siempre es un paso imprescindible para nombrar el presidente, pero en esta ocasión tendrá un peso especial, porque sus componentes, al designar como candidato a Puigdemont sin que esté físicamente presente, se expondrían a maniobras que bordean la ilegalidad.


Mas noticias