Más iglesias católicas atacadas en Santiago, previo a la visita del papa

Medio millar de dirigentes de organizaciones sociales irán a ver al Papa
Más iglesias católicas atacadas en Santiago, previo a la visita del papa
Autor

14 Enero, 2018

El ministro del Interior, Mario Fernández, descartó que el Papa Francisco corriera riesgo en su visita a Chile, tras los ataques incendiarios que afectaron a varias iglesias católicas en la Región Metropolitana.

Sobre los ataques, la presidenta Michelle Bachelet consideró que "esto es muy extraño, porque no es algo que uno pueda identificar como un grupo específico".

Los autores de los actos vandálicos desparramaron panfletos con leyendas políticas en oposición a la visita de Francisco y amenazas al Papa, que estará en tierra trasandina entre el 15 y el 18 de este mes. Imágenes mostraban a funcionarios policiales haciendo pesquisas en esa iglesia, cuya puerta presentaba evidencias de un incendio.

"Libertad a todos los presos políticos del mundo, Wallmapu libre, Autonomía y resistencia. Papa Francisco las próximas bombas serán en tu sotana".Respecto a la reunión de seguridad, Bachelet precisó que participaron representantes del ejecutivo, las fuerzas armadas, policías y el Nuncio Apostólico.Se sabe que unos 17.000 policías custodiarán al Papa, más militares.Bachelet dijo que se analizaron "las medidas para garantizar las condiciones de seguridad, orden público y sanitarias".

Fernando Ibáñez, un sacerdote que vive en la parroquia, dijo a radio Cooperativa que un par de horas antes unos individuos jóvenes pasaron frente a la iglesia lanzando improperios, pero no pensó que ocurriría un ataque de este tipo. "Escuché ladrar al perro y desde mi ventana vi el resplandor de una llama; me levanté y avisé al párroco del lugar, el padre Cristian, los vecinos gritaban, nos llamaban y a lo único que atiné fue a sacar la manguera y comenzar a apagar el fuego", agregó, según consignó EFE. Instantes después se registró otro ataque en la parroquia "Cristo Vencedor" de la comuna de Peñalolén.

El gobierno anunció luego que se querellará contra todos quienes resulten responsables de los ataques.

En el santuario Cristo Pobre, situado cerca de la estación Quinta Normal del Metro, la policía neutralizó un bidón aparentemente cargado de combustible que desconocidos dejaron en la entrada, en un operativo que incluyó el desvío del tráfico de vehículos y peatones por el lugar.

En uno de los recintos afectados se encontraron algunos rayados en paredes que decían: "Por el Papa (se gastaron en su visita) 10.000 millones y los pobres nos morimos en las poblaciones".


Mas noticias