En gestiones de Meade y Robles se desviaron 540 mdp en Sedesol

Rosario Robles y José Antonio Meade ex secretarios de Desarrollo Social
Rosario Robles y José Antonio Meade ex secretarios de Desarrollo Social
Autor

12 Enero, 2018

- La bancada de Movimiento Ciudadano (MC) en la Cámara de Diputados, denunciaron este jueves ante la PGR al precandidato del PRI a la Presidencia de la República, José Antonio Meade y a la titular de la Sedatu, Rosario Robles, por la presunta complicidad de en los desvíos de recursos públicos en la Estafa Maestra cuando estuvieron al frente de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

La Auditoria Superior de la Federación (ASF) presentó ante la Procuraduría General de Justicia (PGR) tres denuncias porque Sedesol entregó dinero a la Universidad Intercultural del Estado de México, a la Universidad Politécnica de Chiapas y a la Universidad Tecnológica Nezahualcóyotl del Estado de México.

Cuando los auditores pidieron los comprobantes de los servicios realizados, Sedesol se desentendió y negaron haber firmado esos convenios.

Cabe recordar que Rosario Robles fue la secretaria de Desarrollo Social, desde diciembre de 2012 hasta el 28 de agosto de 2015, llegando en su relevo José Antonio Meade, que se mantuvo en el cargo hasta el 6 de septiembre de 2016.

También aclaró que "el mito de que Meade no es corrupto es una farsa más del PRI, pues existen pruebas documentales basadas en investigaciones de la Auditoría Superior de la Federación de que José Antonio Meade y Rosario Robles están involucrados a fondo en la lógica de lo que se ha conocido como la Estafa Maestra" comentó.

La Secretaría de Desarrollo Social adjudicó, de forma directa, un monto de 124 millones de pesos a la Universidad Intercultural del estado de México para la aplicación de Cuestionarios Únicos de Información Socioeconómica (CUIS) en zonas rurales y semiurbanas, con el objetivo de localizar e identificar a personas que pudieran estar en condiciones de pobreza extrema alimentaria en los 32 estados del país.

Parece ser que los recursos fueron desviados a través de convenios con universidades, firmados por el gobierno federal, por diversos servicios, pero estas instituciones educativas subcontrataban a otras empresas para evitar los controles de licitación y transparencia.

Asimismo, la universidad subcontrató a una empresa para realizar este servicio y solo le pagaron 278.4 millones de pesos, no se sabe dónde está el resto del dinero.

Cuando se le pidió a la universidad la comprobación solo entregaron documentos donde aseguran que realizaron 5 mil asambleas de seguimiento.

El informe de la Auditoría destaca que, como es el modus operandi en esto casos, la dependencia se excusó de haber entregado el dinero sin ningún tipo de competencia con el argumento de que la Universidad es una institución pública y solo se necesitaba acreditar que tuviera la capacidad técnica de realizar el servicio. ¿Cómo se acredita esa capacidad técnica?

Y como es costumbre en estos casos, la Universidad no realizó el servicio sino que para ello subcontrató a un tercero sin ningún tipo de licitación o competencia. Se presume que el fraude al erario asciende los 121.6 millones de pesos.

Sobre el cumplimiento de dicho convenio, la SEDESOL informó: "En cuanto a la acreditación en tiempo y forma de los entregables derivados de dichos convenios no existe un documento como tal; sin embargo eso queda plasmado en el Acta de cierre de la Comisión Técnica..." indica el repofrrte de los auditores.


Mas noticias