El Papa aboga por inclusión social de migrantes

Solo el encuentro con Dios puede dar sentido pleno a la vida destaca el Papa
Francisco: “Que el miedo no determine nuestra respuesta ante el migrante y refugiado”
Autor

14 Enero, 2018

Una presencia internacional de fieles, sacerdotes y coros africanos, asiáticos, latinoamericanos, participaron de la Eucaristía. También significa comprender sus miedos y sus preocupaciones de cara al futuro.

"No es fácil entrar en la cultura que nos es ajena, ponernos en el lugar de personas tan diferentes a nosotros, comprender sus pensamientos y sus experiencias", sostuvo el pontífice en una misa con refugiados celebrada en esta Jornada Mundial de los Inmigrantes.

"El pecado es renunciar al encuentro con el otro, al encuentro con el diferente, al encuentro con el prójimo, que, de hecho, es una ocasión privilegiada de encontrarse con el Señor", subrayó Francisco en la conmemoración de la jornada anual instituida por la iglesia católica, en 1914, por el papa Benedicto XIV.

Las comunidades locales, a veces, temen que los recién llegados perturben el orden establecido, 'roben' algo que se ha construido con tanto esfuerzo.

Al mismo tiempo, advirtió, los extranjeros tienen sus propios temores: "a la confrontación, a ser despreciados, a la discriminación, al fracaso".

El Papa reconoció que estos miedos "son legítimos" al estar basados en "dudas que son totalmente comprensibles desde el punto de vista humano".

"Tener dudas y temores no es pecado", aseveró.

Recordó que el encuentro verdadero con el otro no se detiene en la hospitalidad, sino que abarca los tres aspectos a los cuales se refirió en el mensaje para esta celebración publicado en agosto último: proteger, promover e integrar. "El pecado es permitir que estos temores determinen nuestras respuestas, limiten nuestras elecciones para comprometer el respeto y la generosidad". "Su invitación 'Venid y veréis' se dirige hoy a todos nosotros, a las comunidades locales y a quienes acaban de llegar".


Mas noticias