Corea del Norte pide avanzar en el diálogo con Seúl

Pyongyang
Pyongyang “probablemente participará” en los JJOO en Corea del Sur
Autor

12 Enero, 2018

"Hablar por hablar no sirve de nada", declaró en una entrevista grabada previamente y difundida el domingo por la cadena japonesa NHK."Respecto a los diálogos norte/sur, deseo que se dé una estrecha coordinación entre Japón y Corea del Sur e incluso entre Japón, Corea del Sur y Estados Unidos", añadió.

Las dos Coreas comenzaron este martes su primer cara a cara en más de dos años, centradas en los próximos Juegos Olímpicos de Invierno, tras las exacerbadas tensiones provocadas por las ambiciones nucleares de Pyongyang.

Un funcionario surcoreano chequea la comunicación directa con Pyongyang.

Panmunjom se encuentra en la Zona Desmilitarizada, una franja de 250 kilómetros de largo y cuatro de ancho que separa a las dos Coreas y que, pese a su nombre, es una de las áreas más impenetrables y fortificadas del mundo.

Las conversaciones entre los gobiernos de los dos países que tendrán lugar en próximo martes se centrarán, entre otros asuntos, en buscar la manera para que dos patinadores norcoreanos, los únicos atletas clasificados a Pyeongchang 2018, puedan participar en la competición.

Desde Seúl, el portavoz del presidente, Yoon Young-chan, celebró la noticia del contacto en un comunicado y sostuvo que "muestra un avance hacia una situación en la que la comunicación sea posible en todo momento".

Corea del Norte y del Sur llevan enemistados desde hace décadas.

Corea del Norte y Corea del Sur sostendrán conversaciones oficiales la próxima semana por primera vez en más de dos años luego de que Pyongyang aceptó una oferta de diálogo de Seúl, horas después de que Estados Unidos y Corea del Sur aplazaron un ejercicio militar conjunto.

De hecho, Kim tendió la mano a su vecino del Sur, al sostener en su tradicional mensaje de Año Nuevo que los juegos de invierno serán una buena ocasión para su país y expresó su esperanza sincera en que la cita deportiva sea un éxito.

Inutilizado desde 2016, perseverando en la apertura iniciada el lunes, a pesar de las burlas de Donald Trump que se jactó de tener un botón nuclear "mas grande" que el de Kim Jong-Un.

Kim suavizó ese comentario expresando interés en dialogar. En opinión de analistas, Kim quiere crear una escisión entre Seúl y Washington.

Tras el último ensayo norcoreano de un misil intercontinental a finales de noviembre, el Consejo de Seguridad de la ONU endureció las sanciones contra Corea del Norte con restricciones a la venta de gasolina, diésel y crudo pesado.


Mas noticias