Se incrementan los arrestos de inmigrantes dentro de Estados Unidos

Se incrementan los arrestos de inmigrantes dentro de Estados Unidos
Caída histórica de arrestos en la frontera; deportaciones se disparan
Autor

06 Декабря, 2017

En opinión de ICE, estas cifras demuestran "el efecto disuasorio que tiene hacer cumplir la ley en el interior del país"; en otras palabras, expulsar a más inmigrantes indocumentados cuando ya están asentados en Estados Unidos haría que menos intenten entrar ilegalmente.

Homan y el resto de funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional insistieron en la necesidad de construir un muro entre México y EEUU, a pesar del significativo descenso en la llegada de inmigrantes, y aseguraron que el Gobierno volverá a pedir fondos al Congreso para construir la barrera fronteriza.

Un total de 310 mil 531 personas fueron arrestadas por la Patrulla Fronteriza en el año fiscal 2017, que concluyó el 30 de septiembre pasado, lo que representa un descenso de 24 por ciento en relación con los 415 mil 816 del año fiscal 2016 y su menor nivel desde 1971, según cifras oficiales.

Varios expertos han bautizado como "fenómeno Trump" la bajada en el número de llegadas, pues creen que la retórica del mandatario ha intimidado a los inmigrantes y les ha obligado a permanecer en casa.

Solo entre enero, cuando Trump tomó posesión, y septiembre, cuando acaba el ejercicio, los agentes del ICE detuvieron a 110.568 inmigrantes, lo que supone un incremento del 40 % con respecto a todo el año fiscal anterior cuando, bajo el Gobierno de Barack Obama, hubo 77.806 detenciones.

Entre otros números contenidos en el total de capturas de inmigrantes indocumentados, el DHS agrega que el año fiscal que terminó los agentes de inmigración, a través de redadas esporádicas, capturaron a 143 mil 470 inmigrantes indocumentados y deportaron de los Estados Unidos a 226 mil 119 personas.

Los agentes del ICE se encargan de detener a los inmigrantes para, luego, mantenerlos en centros de detención mientras un juez evalúa si pueden quedarse en el país o deben ser deportados. Por detrás se sitúan Guatemala (33.570 deportados, prácticamente la misma cifra que el año anterior), Honduras (22.381, una cifra ligeramente superior a 2016), y El Salvador (18.838).

Trump prometió mano dura con la inmigración irregular durante la campaña y después de llegar a la Casa Blanca.


Mas noticias