Militares de Zimbabwe ingresan con tanques a la capital

Primera dama de Zimbabue huye a Namibia en medio de crisis
La primera dama de Zimbabue Grace Mugabe en una manifestación en Gweru
Autor

15 Noviembre, 2017

La embajada de Estados Unidos en Zimbabue pidió esta madrugada a sus trabajadores y ciudadanos que se queden y trabajen desde casa ante la incertidumbre política.

La acción se da luego de que se escucharan abundantes tiroteos cerca de la residencia privada del Presidente Robert Mugabe, en Harare, indicó a la AFP.

Para el oficialismo, el discurso de Chiwenga "sugiere una conducta de traición", inclinada a "incitar a la insurrección y al desafío violento del orden constitucional", y estaba "claramente calculado para perturbar la paz nacional y la estabilidad".

Un destacamento militar de Zimbabue ocupó la madrugada de este miércoles (hora local) la sede de la televisión nacional ZBC para informar que no hay golpe de estado, pero están tomando medidas contra "objetivos criminales", al tiempo que garantizaron la seguridad del presidente Robert Mugabe, de 93 años.

Un día después de que el Comandante de las Fuerzas de Defensa de Zimbabue, general Constantino Chiwenga, amenazó con intervenir para poner fin a una purga de sus aliados en el ZANU-PF, un reportero de Reuters vio vehículos blindados en las principales calles de la capital.

El lunes, Chiwenga había advertido a Mugabe, quien gobierna el país desde 1987, de que el Ejército tomaría el poder si continuaba expulsando del Gobierno a ex combatientes del Zanu-PF que simpatizaban con el ex vicepresidente Emmerson Mnangagwa, a quien el presidente despidió la semana pasada.

La agencia Associated Press reporta que se escucharon tres explosiones cerca del campus de la Universidad de Zimbabwe, mientras que otros soldados fueron vistos cargando municiones cerca de un grupo de cuatro vehículos militares.

Medios como la radio francesa RFI y el canal estadunidense Voice of America informaron de tres fuertes explosiones en la capital, Harare, el martes por la noche, citando a habitantes que las escucharon. Este martes, los militares ingresaron en tanques a la capital.

"Cuando se trata de proteger nuestra revolución, los militares no dudaremos en intervenir", había dicho en una rueda de prensa el lunes.

Tras ser destituido, Mnangagwa -incondicional del partido y veterano de guerra que sonaba como sucesor del presidente- huyó a Sudáfrica porque dijo que había recibido amenazas.

La medida fue ampliamente vista como parte de una batalla entre Mnangagwa y Grace Mugabe, la primera dama del país, sobre la sucesión presidencial.

Posteriormente emitió un comunicado en el que manifestó: "Pronto controlaremos los resortes del poder en nuestro bello partido y país".


Mas noticias