Lo salva la piel de su gemelo

Hombre quemado sobrevive gracias al trasplante de la piel de su gemelo
Realizan primer trasplante de piel en el 95% del cuerpo de un hombre
Autor

25 Noviembre, 2017

Lo único que quedó de éste fue la palabra 'life'.

Los hechos se remontan a septiembre de 2016 cuando Franck, de 33 años, sufrió quemaduras que afectaron casi la totalidad de su cuerpo, incluida la cara, con la sola excepción de una parte de los pies y la cadera.

La ventaja de la piel trasplantada es que nunca será rechazada por el cuerpo y que, por lo tanto, no necesita un tratamiento inmunosupresor, ya que los gemelos idénticos tienen el mismo capital genético, destacaron los médicos.

"Es la primera vez que realizamos un trasplante de piel entre gemelos en 95 por ciento del cuerpo", anunció previamente el doctor Maurice Mimoun, jefe del servicio de cirugía plástica y reconstructiva en el hospital Saint-Louis, en París.

El cirujano informó que el interés del injerto con piel de un gemelo es que de esta forma no hubo rechazo al cabo de tres semanas, como puede ocurrir con la de cualquier otra persona, consignó la agencia de noticias EFE. "Estaba vertiendo un bidón en un tonel cuando este me explotó en las manos, era un producto inflamable". El azar hizo que los médicos descubrieran que tenía un gemelo homocigoto (del mismo huevo), Eric. Este aceptó donarle su piel, un procedimiento que se debe hacer en varias intervenciones quirúrgicas.

La primera intervención tuvo lugar siete días después de la admisión de Franck Dufourmantelle en el centro de salud.

Lo mismo se hizo a los 11 y 44 días de hospitalización para cubrir la totalidad de la superficie quemada.

La piel del donante fue retirada en forma de "capas finas" -de 5 a 10 centímetros de ancho- del cráneo, que cicatriza rápidamente, en menos de una semana.

El resto de la piel necesaria para el trasplante se extrajo de la espalda y los muslos del gemelo, tejidos que tardan aproximadamente una decena de días en cicatrizar.

"El 45% de piel obtenidos fueron entonces se estira en una máquina con el fin de obtener "como una red de siembra", entonces la pusieron en el cuerpo de la quema. "La pequeña herida entre cada una de la malla sanar en diez días", explica el cirujano.

"Mi hermano sufrió mucho físicamente", reconoció Franck. "Pero todo cicatrizó, solo tiene como quemaduras del sol en algunos lugares" dijo Franck al reconocer la valentía de su donador, quien no dio declaraciones a la prensa.

El paciente estuvo cuatro meses bajo cuidados especializados en el centro de quemados del hospital Saint Louis, pero puede volver a su casa y continuar con la rehabilitación. "Mi mano izquierda debería haber sido cercenada pero pudo ser salvada".


Mas noticias