La alarmante rapidez con que aumentó la obesidad infantil en 40 años

Los niños en el mundo quedan obesos cada vez más
Se multiplicó la obesidad infantil: afecta a 124 millones de niños
Autor

12 Октября, 2017

Los números cambiaron de 11 millones en 1975 a 124 millones en el 2016.

En el estudio, publicado en la revista The Lancet por el Día Mundial de la Obesidad, que se celebra el 11 de octubre, se analizaron el peso y la talla de cerca de 130 millones de individuos, 31.5 millones de edades comprendidas entre los cinco y los 19 años y 97.4 millones de 20 años más. La OMS encabezó la investigación con el Imperial College de Londres.

Uno de los problemas de salud que más preocupa a la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la obesidad; debido a la gran cantidad de enfermedades que puede desencadenar el sobrepeso.

En cuanto al índice de masa corporal (IMC, una medida que indica si el peso de una persona es saludable), el mayor aumento durante las cuatro décadas se dio en Polinesia y Micronesia tanto para niños como para niñas, y en Centroamérica para las niñas.

Majid Ezzati, catedrático de la Facultad de Salud Pública del Imperial College de Londres y autor principal del estudio, señaló que en los últimos cuatro decenios, las tasas de obesidad en la población infantil y adolescente se han disparado en todo el mundo, y continúan haciéndolo en los países de ingresos medianos y bajos.

Según los autores, esta tendencia no hace sino reflejar el impacto de la comercialización de ciertos productos en todo el mundo, con alimentos nutritivos saludables demasiado caros para las comunidades pobres.

"Por lo que respecta a los países de ingresos altos, estas tasas se han estancado en años recientes pero se continúan manteniendo a niveles inaceptables", agregó el experto.

Segçun Ezzati, "esto predice una generación de niños y adolescentes obesos y con mayor riesgo de enfermedades, como la diabetes. Necesitamos alimentos saludables y nutritivos más disponibles en el hogar y la escuela, y regulaciones e impuestos para proteger a los más pequeños de los productos no saludables".

El problema radica en que los niños y los adolescentes han pasado rápidamente de ser una mayoría con bajo peso a una mayoría con sobrepeso en muchos países de ingresos medios, incluso en Asia oriental, América Latina y el Caribe.

Las recomendaciones que presenta la OMS, para la obesidad infantil y adolescente, es que cada país estructure un plan con orientaciones claras sobre medidas eficaces para frenar el aumento de la obesidad.

"La OMS alienta a los países a esforzarse por modificar los factores del entorno que aumentan el riesgo de obesidad en nuestros hijos".

Además, agregó la especialista, conviene que los niños dediquen menos tiempo de ocio a actividades sedentarias y que incluyen el uso de pantallas. De igual forma, hizo un llamado a todos los trabajadores del área a de la salud a proporcionar información adecuada a los padres de familia sobre el cuidado, la alimentación, y la actividad física que debe gozar y realizar todo infante, además del apoyo a la lactancia materna.


Mas noticias