Un nuevo escándalo sexista golpea a Google

Un trabajador de Google crea polémica por sus opiniones sexistas
Ingeniero de Google defiende sexismo por “causas biológicas”
Autor

08 Agosto, 2017

Según la agencia Bloomberg News, el ingeniero, identificado como James Damore, fue despedido, quien sostuvo que está explorando todos los recursos legales posibles ante esta situación.

El documento de unas 3.000 palabras se titulaba "La caja de resonancia ideológica de Google" y, en algunos párrafos compartidos en Twitter por funcionarios, el autor señalaba que los hombres tienen más aptitudes para el pensamiento sistemático, por lo que tienen más posibilidades de dedicarse a la programación, mientras que las mujeres son " más abiertas hacia los sentimientos y la estética", por lo que prefieren " trabajar en áreas sociales o artísticas ".

El texto generó un fuerte repudio de los trabajadores y de la propia vicepresidenta de Diversidad, Integridad y Gobernanza de Google, Danielle Brown, que envió una comunicación interna en la que expresó que "el material elaborado por el empleado tiene suposiciones incorrectas sobre el género".

Por Diario Financiero Online "La distribución de las preferencias y habilidades entre hombres y mujeres difieren en parte por razones biológicas (...) Estas diferencias podrían explicar por qué no vemos una representación igual de las mujeres en la tecnología y el liderazgo ".

Además, el autor indicó que las mujeres no son tan buenas como los hombres para liderar un equipo de trabajo o para negociar los aumentos salariales, sugiriendo que la brecha salarial de género es un tema absurdo.

Destaca sin embargo que Google siempre ha defendido "una cultura en la cual aquéllos que tengan puntos de vista diferentes, incluso políticos, se sientan seguros de poder expresarlos".

Ari Balogh, un ingeniero ejecutivo de Google, dijo en una nota interna obtenida por la AFP que "cuestionar nuestras creencias y compartir diferentes perspectivas es una parte importante de nuestra cultura".

En ella, el hombre afirma que habría que dar la vuelta a la pregunta de porqué no se ven mujeres en puestos altos e importantes, sino cuestionarse porqué se ven a tantos hombres en esas mismas posiciones.

Unos días después, el también inversor del sector tecnológico Dave McClure confesó haber sido "un patán" por "abordar a muchas mujeres en situaciones relacionadas con el trabajo, cuando era algo claramente inapropiado".

Un informe anual de diversidad de Google que se publicó en junio mostró que cerca del 69% del total de empleados de la empresa son hombres y el 56% son blancos, pese a sus crtítica spor solo recibir hombres blancos, no de color, y dejar a las mujeres a un lado.

Estos casos se han hecho públicos tres años después de que Ellen Pao se convirtiera en un símbolo del debate sobre la cultura sexista en Silicon Valley, tras demandar por discriminación sexual a la prominente firma inversora donde trabajaba por cargos que finalmente fueron rechazados.


Mas noticias