Declaran estado de emergencia en Virginia antes de una gran marcha supremacista

Protestas y vigilias tras la violencia de Charlottesville
Declaran estado de emergencia en Virginia antes de una gran marcha supremacista
Autor

12 Agosto, 2017

Blancos supremacistas y opositores se enfrentaron en Charlottesville, Virginia, previo al inicio de un acto "pro blanco" realizado en el Emancipation Park.

Los incidentes se produjeron la víspera de una marcha en protesta por el retiro de una estatua del general confederado Robert E. Lee de una plaza pública, que se prevé convocará más de 2.000 personas y contará con la presencia de figuras de la nueva extrema derecha norteamericana, como Richard Spencer.

La Policía de la ciudad se ha encargado de trazar un perímetro de seguridad en torno a los congregados, que han empezado a cantar "jodéos, maricones" y "combatamos contra la Sharia (ley islámica) ahora".

La polémica marcha "Unir a la derecha" concentra hoy a cientos de blancos supremacistas en Charlottesville.

Un grupo de los manifestantes acudió la noche de este viernes al campus de la Universidad de Virginia, con sede en Charlottesville, con antorchas para celebrar la decisión de un juez federal de permitir la manifestación, lo que desembocó en choques violentos con estudiantes y donde tuvo que intervenir la policía.

Durante la marcha de la pasada noche, algunos de los asistentes gritaron la consigna nazi "Sangre y Tierra", el lema del antiguo Ministerio de Agricultura del Tercer Reich que exaltaba los valores del campesino alemán frente a su gran enemigo, el "prestamista judío".

La concentración rodeó a los estudiantes, a los que arrojaron antorchas y propinaron patadas, según ha constatado en un comunicado la presidenta de la Universidad, Teresa Sullivan, quien además ha denunciado que los manifestantes también agredieron a personal de la Universidad. "Condeno enérgicamente el asalto que han perpetrado, sin mediar provocación alguna, contra miembros de nuestra comunidad que intentaban mantener el orden", ha lamentado.

Al menos una persona fue arrestada y varios en el campus fueron tratados por lesiones menores, según informó el diario Daily Progress.

El alcalde condenó la marcha que dijo era "un desfile de odio".


Mas noticias