Visita inesperada de la Reina a víctimas de incendio

Se elevan a 17 las víctimas del incendio en Londres, se temen más fallecidos
Se eleva a 30 la cifra de muertos por el incendio en torre residencial de Londres
Autor

20 Junio, 2017

La torre Grenfell poseía 24 pisos y en él vivían entre 400 y 600 personas, muchas de ellas de escasos recursos.

El comandante Stuart Cundy, de la Policía Metropolitana de Londres (Met), advirtió que el número de muertos podría aumentar hasta 70.

"Entre gritos de "¡Qué vergüenza!", "¡No se la quiere!" o "'¡Cobarde!" la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, que se ha reunido con residentes que viven cerca de la torre siniestrada, ha sido obligada abandonar el área bajo fuerte protección de la Policía, informa la agencia Reuters. Las autoridades ya habían confirmado previamente la muerte de 30 personas. Ingresadas permanecen 19 personas, 10 de ellas en estado crítico.

La Policía dijo el viernes que se espera que el número de muertes aumente a medida que los servicios de emergencia continúen con la tareas de rescate en el edificio aunque descartó que se puedan encontrar sobrevivientes.

Cundy subrayó que su prioridad es establecer quién estaba en el edificio, por lo que pidió a quien hubiera estado en el inmueble y consiguiera abandonarlo cuando se declaró el fuego, que se ponga en contacto con las fuerzas del orden.

Se ha iniciado una investigación penal sobre las circunstancias que rodearon el incendio.

Según medios locales, se habría incendiado una vieja heladera en un departamento del cuarto piso, cuyo inquilino, un taxista etíope, fue a despertar a sus vecinos más cercanos para que huyeran.

En su último parte oficial, el Servicio Nacional de Salud (NHS) de Inglaterra indicó que esos heridos reciben tratamiento médico en cuatro hospitales de la capital británica.

Isabel II ya transmitió este jueves su pésame a los afectados en la tragedia y elogió la "valentía" de los bomberos que corrieron a socorrer a las víctimas y la "generosidad increíble" de los voluntarios, en un comunicado difundido por el Palacio de Buckingham, su residencia oficial.


Mas noticias