Rusia critica postura de Trump sobre relación con Cuba

Rusia critica postura de Trump sobre relación con Cuba
Rusia critica postura de Trump sobre relación con Cuba
Autor

20 Junio, 2017

Viajes. Otro cambio es hacer más estricto el proceso de autorización de los viajes a Cuba para los estadounidenses.

La OFAC también expresó que "en consonancia con el interés de la administración (Trump) de no afectar negativamente a los estadunidenses por organizar viajes legales a Cuba, cualquier acuerdo relacionado con viajes que incluya transacciones directas con los servicios militares, de inteligencia o seguridad (...) será permitido, siempre que dichos arreglos se hubieran iniciados antes de la emisión de los próximos reglamentos".

El tono del discurso de Trump busca dar la impresión de que la reversión de la política de Obama es más drástica, interpretó Arcos, según quien el presidente en realidad "les está tirando un hueso a los cubanos del exilio para que se entretengan".

Pero la mayor parte de la herencia del demócrata se mantiene, incluidas las embajadas en Washington y La Habana, que reabrieron sus puertas en 2015 tras más de 50 años de ruptura diplomática. Y no reinstaurará la política de "pies secos, pies mojados", que garantizaba residencia a los cubanos que lograban pisar suelo estadounidense y que Obama eliminó poco antes de dejar la Casa Blanca. "No van tan lejos como la verdadera línea dura, pero sí lo suficiente para hacer daño".

Las medidas cosméticas tomadas por la Administración Obama en su Primer Mandato Presidencial siguiendo la estela de la Administración Clinton (relajación de las comunicaciones y el aumento del envío de remesas a la isla así como el inicio de una ronda de conversaciones sobre temas de inmigración), dejaban intacto al bloqueo y no cambian sustancialmente la política de Washington, aunque reflejaban el consenso de amplios sectores del pueblo norteamericano a favor de un cambio de política hacia la Isla auspiciado por la decisión del régimen cubano de terminar con el paternalismo estatal y permitir la libre iniciativa y el trabajo por cuenta propia. En un evento, en el que rindió tributo a varios de los opositores cubanos, algunos de ellos presentes como Ángel de Fana, Cary Roque y Jorge Luis García Pérez, "Antunez", Trump enumeró las condiciones de su gobierno para retomar el deshielo emprendido por su predecesor, el presidente Barack Obama. Podría haberlo hecho solo firmando órdenes ejecutivas. Y tampoco fue todo lo lejos que pretendían el senador Marco Rubio y el congresista Mario Díaz-Balart, los dos de Florida y anticastristas de origen cubano. Tras meses de presión sobre Trump, ayer estuvieron sentados enfrente de él en el teatro. La semana pasada fue muy criticado por ayudar al presidente en la comparecencia del ex jefe del FBI James Comey. Los legisladores y los anticastristas aplaudieron no obstante con ganas el discurso de Trump, que llegó a vincular al gobierno cubano con Corea del Norte, lo acusó de azuzar la situación venezolana y de amparar a criminales. El presidente estadounidense reconoció que "a veces" en política, las cosas toman un "poco más de tiempo" del deseado, pero prometió que llegarán "ahí" y que lograrán que Cuba sea libre.


Mas noticias