Rusia criticó el cambio de rumbo que adoptó Trump con Cuba

Trump Lo mejor para EEUU es que haya la libertad en Cuba Venezuela y en todo el hemisferio
La Crónica de Chihuahua 16 de junio 21:30
Autor

20 Junio, 2017

La OFAC permitirá viajar de manera individual a aquellos estadounidenses que hayan iniciado los trámites "antes de la emisión de los próximos reglamentos".

"Los cambios que sean necesarios en Cuba, como los realizados desde 1959 y los que estamos acometiendo ahora como parte del proceso de actualización de nuestro modelo económico y social, los seguirá decidiendo soberanamente el pueblo cubano", dice el comunicado, en el que se expresa que Trump está "mal asesorado" en busca de favorecer "los intereses políticos de una minoría extremista de origen cubano del estado de Florida, que por motivaciones mezquinas no desiste de su pretensión de castigar a Cuba y a su pueblo, por ejercer el derecho legítimo y soberano de ser libre y haber tomado las riendas de su propio destino".

En cuanto a las personas que ya tengan programados viajes a Cuba, siempre que el viajero ya haya completado al menos una transacción relacionada con el viaje dentro de las normas vigentes, antes del anuncio del Presidente, tales como comprar un vuelo o reservar alojamiento, todas las demás transacciones pendientes para ese viaje serán autorizadas, sin importar que el viaje se complete antes o después de las nuevas regulaciones que emita OFAC. El bloqueo es una pieza de la Guerra Fría. La simbología para hablar de sus planes sobre Cuba era clara y la acompañó con una dura retórica anticastrista que no se escuchaba a un presidente de Estados Unidos desde hace más de ocho años.

Modesto Castaner, un excombatiente de la Bahía de Cochinos presente en el teatro, dijo a la AFP que estaba satisfecho de ver que "Trump está cumpliendo su promesa".

"El gobierno de los Estados Unidos anunció cambios que dañarán a los cubanos comunes, dañarán la imagen de EE".

México es el país latinoamericano que ha sufrido el mayor "efecto Trump".

El jefe de la diplomacia de la nación caribeña estimó que esa política anunciada por Trump es absolutamente insostenible en el tiempo. "Nuestra nueva política comienza con un estricto cumplimiento de la ley estadounidense", dijo el presidente refiriéndose al embargo que suavizaron las flexibilizaciones de Obama.

Cuba no negociará con Estados Unidos si es bajo presión o amenazas.

Aunque Venezuela y Bolivia, países con gobiernos de izquierda, expresaron su rechazo ante el nuevo plan de Trump hacia Cuba, la mayoría de los países latinoamericanos se mostraron indiferentes o simplemente abogaron por el diálogo bilateral para solucionar sus diferencias.

Zhang indicó que una de las razones más importantes por las que la administración de Obama promovió la relación con Cuba fue por la solidaridad con los gobiernos de izquierda en la región.

"A medida que el ambiente político de Latinoamérica ha venido experimentando un reflujo de la izquierda, el endurecimiento de política estadounidense hacia Cuba no provocará una oposición colectiva entre los países latinoamericanos, por lo que no generará un impacto directo en la relación estadounidense con la región", aseguró. Aún así, es el más reciente intento de Trump de revertir parte del legado presidencial de Obama.

En este sentido, las relaciones entre Estados Unidos y América Latina podrían llegar a un punto de inflexión frente a las políticas de deshielo hacia Cuba y otros avances conseguidos durante el segundo mandato de Obama.


Mas noticias