Policía asume que 58 desaparecidos de incendio en Londres están muertos

La Policía identifica provisionalmente a 6 víctimas del incendio de Londres
May ordenó investigar el incendio que dejó 17 muertos en Londres
Autor

19 Junio, 2017

Cundy explicó que las fuerzas del orden saben que esas personas estaban en la torre en el momento en que se declaró el fuego y aclaró, a preguntas de los periodistas, que en la cifra de 58 están incluidos los 30 fallecimientos ya confirmados ayer. Dieciséis de los cuerpos encontrados en el edificio de viviendas sociales han sido trasladados a la morgue.

Se estima que alrededor de setenta personas siguen desaparecidas, pero los residentes del barrio aseguran que podrían ser cientos ya que muchos de los que vivían allí eran refugiados y ocupantes ilegales. El gobierno marroquí informó que siete de sus ciudadanos han sido identificados entre las víctimas.

El incendio en la Torre Grenfell se inició antes de la 01H00 (00H00 GMT) del miércoles, y se propagó rápidamente por las 24 plantas y sus 120 apartamentos.

La reina Isabel II de Inglaterra llamó este sábado a la unidad tras el incendio, en plena polémica sobre la reacción de la primera ministra, Theresa May, considerada insuficiente ante la magnitud del drama.

"Francamente, el apoyo que se brindó en el lugar a las familias que necesitaban ayuda o información básica en las primeras horas tras este desastre horroroso no fue lo suficientemente bueno", dijo.

Según el servicio de salud pública NHS, 19 víctimas permanecían hospitalizadas, 10 de ellas en estado crítico.

Las causas del incendio se desconocen todavía, y se teme que algunas víctimas nunca sean identificadas por las altas temperaturas alcanzadas.

Muchos denunciaron que no había salidas de emergencia, ni extintores, ni alarmas antiincendios.

Ante la prensa, el alto mando policial señaló además que "en estos momentos, no hay nada que sugiera que el fuego fue provocado deliberadamente" e indicó que "tristemente" no esperan "encontrar más supervivientes". Se recaudaron más de 3 millones de libras para las víctimas, así como ropa y alimentos. "Este es tradicionalmente un día de fiesta", dijo en un mensaje de tono inhabitual coincidiendo con las celebraciones por su 91º cumpleaños. "Pero este año es difícil no sentir el sombrío humor nacional", agregó la monarca, y llamó a los británicos a no desmoronarse ante la "sucesión de terribles tragedias" de los últimos meses (tres sangrientos atentados y el incendio del edificio de viviendas sociales en Londres).

"Cuando se la pone a prueba, Gran Bretaña se muestra decidida frente a la adversidad", escribió la reina, que pidió un minuto de silencio en homenaje a las víctimas.


Mas noticias