"No hay pruebas" en espionaje de periodistas y activistas: Presidencia

Abordan en OEA espionaje a activistas y periodistas
Organización civil exige pronunciamiento sobre espionaje a periodistas
Autor

20 Junio, 2017

De acuerdo con el reporte, los comunicadores y otros recibieron mensajes en sus celulares con enlaces que, al hacer clic en ellos, permitían que sus dispositivos fueran intervenidos.

El software se apodera del teléfono celular del individuo y permite acceder a todos su datos y funciones: llamadas, mensajes, correos electrónicos, contactos y calendarios, incluso puede utilizar el micrófono y la cámara; por lo cual es una herramienta autorizada solo para perseguir criminales o terroristas.

El malware Pegasus, es vendido únicamente a gobiernos para perseguir a criminales.

El gobierno mexicano emitió un comunicado en el que dijo que rechaza haber realizado labor ilegal de espionaje.

Según el diario, el Gobierno mexicano admitió llevar a cabo actividades de espionaje contra sospechosos legítimos de acuerdo con la legislación del país, pero negó "categóricamente" que se haga contra defensores de derechos humanos, activistas anticorrupción o periodistas "sin autorización judicial previa".

Citizen Lab mencionó que documentó al menos 76 mensajes que contenían enlaces para que las víctimas permitieran el espionaje.

Las vulnerabilidades fueron corregidas por Apple en agosto del 2016, después que Citizen Lab descubrió que Pegasus fue utilizado para espiar al activista Ahmed Mansoor, de Emiratos Árabes Unidos. Si estos textos se hubieran enviado a personas de bajo perfil, probablemente el espionaje nunca se hubiera descubierto. En ese tiempo el columnista de El Universal documentaba las ejecuciones extrajudiciales en Tenhuato, Michoacán, por parte de policías federales. Destacó que "es claro que quieren que sepamos que nos están espiando".

Entre las víctimas documentadas se encuentran desde periodistas como Carmen Aristegui y Carlos Loret de Mola, hasta defensores de derechos humanos como Mario Patrón, del Centro Prodh, pasando por impulsores de mecanismos anticorrupción como Juan Pardinas, del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), entre otros.

Aristegui y su equipo expusieron un caso de posible conflicto de intereses relacionado con una residencia de lujo adquirida a un contratista gubernamental por la esposa del presidente Enrique Peña Nieto. Citizen Lab contabilizó 40 intentos contra el hijo de la periodista y fue el que más atacado mediante el malware.

Carlos Loret de Mola arremetió después de revelarse que el Gobierno de México espía a periodistas y civiles; provoca intimidación, acoso y censura, denunció. "Constituye una forma de control de los flujos de información y de abuso de poder", afirmó.

Dichos ataques empatan en fechas con las reacciones del gobierno federal ante la publicación del reportaje "La Casa Blanca de Peña Nieto" y el diseño del nuevo espacio informativo de Aristegui Noticias.

El documento -elaborado por Artículo 19, Red en Defensa de los Derechos Digitales y Social Tic- señala que las comunicaciones de los periodistas fueron atacadas con un malware lanzado a través de la plataforma Pegasus, tecnología que manejan la Secretaría de la Defensa Nacional, la Procuraduría General de la República y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional. No sabemos si algo así ocurrió, pero a la luz de lo que vemos, tenemos derecho a pensarlo.


Mas noticias