Mientras Temer enfrenta juicio, arrestan a su ex ministro

Brasil: Arrestan al diputado intermediario entre Temer y el empresario que lo acusa
Detuvieron al asesor de Temer filmado con una valija llena de dinero
Autor

20 Junio, 2017

La justicia electoral brasileña retomó hoy un proceso que puede desalojar del cargo al presidente Michel Temer por supuestas irregularidades en la campaña de 2014 y que determinará tanto la suerte del mandatario como la del propio país.

Tras su divulgación, Temer pasó a ser investigado en el Supremo Tribunal Federal (STF) después de que el fiscal general, Rodrigo Janot, lo acusara de corrupción pasiva, obstrucción a la justicia y organización criminal.

Sin embargo, el abogado de Temer, Gustavo Guedes, insistió hoy al presentar sus alegados que, si bien no hubo irregularidades en la recaudación de campaña hecha por su cliente, sí las hubo en el caso de Rousseff y sugirió que ella sea condenada a perder los derechos políticos por ocho años.

Se trata de 7.962 páginas de pruebas documentales, declaraciones, argumentos de acusación y de defensa sobre la sospecha de que la coalición conformada por el Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB) de Temer y el Partido de los Trabajadores (PT) de Dilma Rousseff cometió abuso de poder político y económico en los comicios de 2014.

Si así fuera, la victoria de la fórmula Rousseff-Temer sería anulada y el presidente sería despojado de su mandato.

Mediante ese acuerdo, Batista también dijo que pagaba comisiones ilegales a Temer a cambio de favores políticos a su grupo desde 2010 y que esa relación ilícita se ha mantenido desde que el gobernante asumió el poder, en mayo del año pasado, cuando comenzó el juicio político que acabó con la destitución de Dilma Rousseff.

Los siete magistrados que componen ese órgano deben pronunciarse sobre las denuncias que sostienen que la campaña fue financiada con recursos no declarados de empresas como la constructora Odebrecht, una de las protagonistas de la trama de desvíos orquestada alrededor de la petrolera estatal Petrobras.

"Después del juicio, el partido decidirá qué hacer", declaró esta semana el senador Tasso Jereissati, presidente del PSDB, formación que como casi todos los partidos brasileños tiene dirigentes que han sido salpicados por asuntos de corrupción.

Tras llegar a un acuerdo de cooperación con la Justicia ("delación premiada") para evitar ser juzgado él mismo por corrupción, grabó a escondidas a Temer durante una conversación entre ambos en la que el presidente parece avalar el pago de sobornos.

En caso de que decida anular la fórmula presidencial victoriosa, el TSE deberá decidir si celebra una elección indirecta realizada por el Congreso para elegir a un presidente provisional que completaría el mandato del actual mandatario hasta el 31 de diciembre de 2018.


Mas noticias