Más de ocho mil personas solicitaron refugio a México

Osorio Chong resalta apoyo de México a refugiados
Más de ocho mil personas solicitaron refugio a México
Autor

20 Junio, 2017

De los 65,6 millones de desplazados, 22,5 millones son refugiados, la cifra más alta jamás registrada.

Al presentar el informe Mundial de Tendencias de desplazamiento forzado, comentó que la violencia y la pobreza, ha originado que cada año 500 mil personas ingresen a territorio nacional de forma irregular a través de la frontera norte. Siria, Irak y el todavía muy considerable desplazamiento dentro de Colombia, fueron las principales situaciones de desplazamiento interno.

"Sudán del Sur es la crisis de desplazamientos que más rápido crece".

Al sumar y restar los nuevos desplazamientos con los retornos y los reasentamientos, se desprende una "buena noticia", según ACNUR, y es que la cifra total de desplazados forzosos al finalizar 2016 era "sólo" de 300 mil personas más, cuando en los cinco años precedentes el aumento era de millones.

Dijo que en 2016 se alcanzó la cifra récord de 65.6 millones de personas desplazadas, de las cuales 51 por ciento son niños, y subrayó que, en ese año, 75 mil menores no acompañados solicitaron refugio a nivel mundial.

La cifra de 65,6 millones está formada por tres componentes importantes.

Asimismo, ha informado de que 533 personas han solicitado el exilio y que están a la espera de ser reconocidos como refugiados, más del doble que los 230 solicitantes del año anterior.

Sin embargo, se ven cosas positivas de 2016 al respecto, pues se permitió el retorno de refugiados y desplazados a sus lugares de origen: "Unos 37 países admitieron conjuntamente a 189.300 refugiados para reasentamiento".

Al mismo tiempo, el regreso de refugiados y desplazados internos a sus hogares, junto con otras soluciones como la reubicación en terceros países, significa que, para algunos, el 2016 trajo consigo la posibilidad de mejorar.

Para fines de 2016, en todo el mundo, cerca de 84 por ciento de los refugiados estaban en países de ingresos bajos o medios y uno de cada tres había sido recibido por los países menos desarrollados.

En tanto a la política migratoria en Estados Unidos, Mark Manly afirmó que nuestro país ya no es sólo un país de tránsito, sino de destino. "Este enorme desequilibrio refleja varias cosas, entre ellas, la persistente falta de consenso internacional en lo relativo a la acogida de refugiados y la proximidad de muchos países pobres a regiones de conflicto", señala el informe.


Mas noticias