Fiscal general de Estados Unidos comparecerá ante el Senado

El líder republicano Paul Ryan
El líder republicano Paul Ryan
Autor

14 Junio, 2017

"Cualquier sugerencia de que participé, o estaba consciente de una confabulación con los rusos es una mentira detestable y espantosa", aseguró Sessions, en sus declaraciones iniciales en una audiencia del del Comité de Inteligencia del Senado.

"Nunca me reuní ni tuve ninguna conversación con ningún funcionario ruso o con ningún funcionario de ningún gobierno extranjero para influir en las elecciones de Estados Unidos", aseguró Sessions al comparecer ante la Comisión de Inteligencia del Senado, que investiga la presunta injerencia rusa en las últimas elecciones.

Comey había informado a los senadores en su comparecencia a puerta cerrada de que Sessions había mantenido una tercera reunión con el embajador ruso, que no había sido informada por el fiscal general en su audiencia de confirmación.

Sessions fue el primer senador estadounidense en expresar su apoyo público para la campaña de Trump. Diversos medios y políticos señalaron entonces que si el fiscal general sugirió a la Casa Blanca destituir a Comey, eso podría constituir una violación de su salida de la investigación sobre Rusia.

Pese a ello, Sessions, quien era el superior jerárquico de Comey, dijo que nunca habló con él acerca de su desempeño en el cargo antes de que fuera despedido por Trump.

Preguntado sobre por qué recomendó el despido de Comey, Sessions explicó que no vio ningún conflicto en ello porque parte de su obligación es supervisar a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), atraer a los mejores talentos a puestos de liderazgo, y "asegurar que el departamento se gestiona adecuadamente".

"Estábamos ahí, yo estaba de pie, me fui y el director Comey estaba sentado frente al escritorio del presidente y ellos estaban hablando", dice Sessions sobre el recuerdo de Comey de una reunión a principios de este año con el presidente Trump. Pero sí recuerdo otras conversaciones que tuve antes de esa recepción.

En un momento de tensión, el senador Martin Heinrich le espetó: "Usted está interfiriendo la investigación de este comité", exclamó. Sessions respondió que "la recusación de un 'caso único' no obstaculiza su capacidad de servir al Departamento de Justicia en general".

Sessions se apartó de la investigación a principios de marzo al reconocer que había conversado con el embajador ruso Serguei Kislyak en dos ocasiones en los meses anteriores a las elecciones.

En su esperada comparecencia ante el Comité de Inteligencia del Senado, Sessions se mostró irritado por algunas de las inquisidoras preguntas de los senadores y, para pedirles mesura, llegó a aludir a los 20 años que pasó en la Cámara Alta como representante de Alabama, así como a sus 15 años como fiscal y parte del Ejército.


Mas noticias