Declina Tillerson participar en reunión de la OEA en Cancún

En la imagen el ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala Carlos Raúl Morales. EFE  Archivo
En la imagen el ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala Carlos Raúl Morales. EFE Archivo
Autor

19 Junio, 2017

La organización ejecutará la segunda sesión de la reunión de cancilleres sobre Venezuela el día de mañana en Cancún, previo a la inauguración formal de la Asamblea General.

"Ni la OEA, ni Luis Almagro (secretario general de la OEA), ni la derecha de la región alentada por Estados Unidos podrá con la Venezuela soberana", escribió el viernes la ministra de Asuntos Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, en Twitter.

Los cancilleres tratarán de adoptar una resolución de consenso a partir de dos proyectos distintos.

La OEA enfrenta la crisis venezolana dividida entre los aliados de Caracas, como Nicaragua y Bolivia, y aquellos que reclaman suspender la Constituyente, llamar a elecciones y liberar a presos políticos. "Va a ser muy difícil llegar a un tipo de evolución o una serie de pasos para resolver la situación", advirtió a la AFP Christopher Sabatini, internacionalista de la universidad estadounidense de Columbia.

"El ideal en la OEA es que sea la CIDH (la Comisión Interamericana de Derechos Humanos) la que informe a los cancilleres, y se puede dar también, pero para que pueda estar en las mejores condiciones tendría que poder ir a Venezuela", indicó Vivanco.

"Lo más importante es coadyuvar a una solución y dejar en claro la responsabilidad de los Estados miembros para ayudar a los venezolanos", agregó.

Asimismo, deseó que no prospere la iniciativa de Asamblea Constituyente propuesta por el presidente del país, Nicolás Maduro.

Apenas en mayo se celebró en esta ciudad, la 5ª Plataforma Global para la Reducción del Riesgo de Desastres, evento que por primera vez se llevó a cabo fuera del recinto oficial de la ONU en Ginebra, Suiza; y que en Cancún reunió a más de 5 mil altos funcionarios gubernamentales, incluyendo jefes de Estado, gobierno, ministros, alcaldes, parlamentarios y líderes del sector privado, la ciencia y la sociedad civil.

La oposición venezolana se movilizó ayer en Caracas, con menos fuerza que en semanas anteriores, en lo que denominó "gran marcha de la fe".

Con banderas de su país, mantas y carteles, desde las primeras horas de ayer, los manifestantes se apostaron en los accesos de la terminal aérea para recibir a las delegaciones de los países que integran el organismo, quienes, entre otros temas, abordarán la crisis que vive el país que gobierna Maduro.


Mas noticias