Trump defiende a China: Nos ayudan con Corea del Norte'

Autor

17 Abril, 2017

Estados Unidos trabaja con sus aliados internacionales y con el gobierno chino para acabar con las provocaciones de Corea del Norte, tras el fallido lanzamiento de un misil.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, desafió de nuevo a Estados Unidos con una nueva prueba misilística justo horas antes de que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, aterrizase en Corea del Sur.

"Existe un consenso internacional, incluyendo a los chinos y los dirigentes chinos, sobre que la situación no puede continuar", declaró McMaster durante una entrevista con la cadena ABC. "Así que llegó el momento de que emprendamos todas la acciones posibles, antes de una opción militar, para tratar de resolver esto pacíficamente", afirmó McMaster.

Preguntado por si la opción militar sigue sobre la mesa, el asesor respondió: "todas nuestras opciones están sobre la mesa, en proceso de mejora y de desarrollo más a fondo".

Hablando desde Afganistán, el responsable insistió en las coincidencias entre Washington y Pekín, luego de que el mismo presidente estadounidense Donald Trump subrayara este fin de semana en Twitter la importancia de la cooperación con China en el problema con Corea del Norte.

Asimismo, acusó a Estados Unidos de desplegar armas nucleares en el Sur de la península coreana "lo que está creando una situación muy tensa que amenaza la paz y la seguridad no solo de la región, también del mundo entero".

Sobre el lanzamiento fallido hoy de un misil norcoreano, comentó que "encaja en el patrón de comportamiento provocador, desestabilizador y amenazante del régimen de Corea del Norte".

"El presidente Trump ha dejado claro que no aceptará que Estados Unidos y sus aliados y socios en la región estén bajo la amenaza de este régimen hostil con armas nucleares", agregó McMaster.

"La provocación de esta mañana del Norte es simplemente el último recordatorio de los riesgos que encara cada uno de ustedes cada día", dijo Pence ante un grupo de militares estadounidenses en la base militar de Yongsan, en la capital surcoreana.

Se espera que Pence y Hwang analicen maneras de presionar a Pyongyang para que abandone su programa nuclear y de misiles a través de una mayor presión diplomática y también de sanciones aún más endurecidas.


Mas noticias