Siria: Atentado en Alepo contra civiles mató a 68 niños

Autor

17 Abril, 2017

El gobierno sirio y los rebeldes que negociaron el acuerdo tienen discrepancias sobre la evacuación de hombres armados de las poblaciones, informó Rami Abdurrahman, responsable del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña. Pero la aplicación del acuerdo quedó paralizada debido a diferencias entre las dos partes.

Siria- Más de 125 sirios evacuados de localidades asediadas y seguidoras al régimen fallecieron, así como cientos resultaron heridos en un atentado suicida con una camioneta bomba perpetrado el sábado contra su convoy, uno de los ataques más devastadores en más de seis años de guerra en Siria.

La ONG aseguró que continúan los preparativos en Fua, Kefraya y Al Zabadani para el inicio de la segunda parte de la primera fase del pacto alcanzado en marzo entre el grupo chií libanés Hizbulá e Irán, aliados de Damasco, y la facción siria Ejército de la Conquista, y que fue auspiciado por Catar.

Al menos 68 niños murieron en el ataque de ayer en el que un vehículo se estrelló contra varios ómnibus que transportaban civiles y combatientes evacuados de localidades leales al régimen en la zona de Al Rashidin, al oeste de la ciudad siria de Aleppo.

La mayoría de los muertos son habitantes de Fau y Kafraya. El resto de ellos son cooperantes y rebeldes que custodiaban los autobuses. Y los opositores asediados por tropas sirias en Madaya y Zabadani, en Campiña de Damasco (sur), serán trasladados a Idlib.

A Al Rashidín, pero a la parte bajo control gubernamental, también se trasladaron autobuses con evacuados de Madaya para cruzar a las zonas dominadas por los insurgentes.

En un año, el régimen recuperó el control de varios bastiones rebeldes, con el apoyo de su aliado ruso que intervino militarmente en Siria en septiembre de 2015.

Después de meses de asedio, el régimen propuso así acuerdos de evacuación que la oposición siria denuncia como "traslados forzosos de crímenes contra la humanidad".

El sábado, combatientes apoyados por Estados Unidos marcaron un importante avance en su lucha contra el ISIS llegando a las puertas de Tabqa, ciudad del norte de Siria controlada por los yihadistas.

Tabqa es un paso clave en la ruta que lleva a Raqa, capital autoproclamada del EI en Siria y verdadero objetivo de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), alianza de combatientes kurdos y árabes.


Mas noticias