El audio entre el piloto y la torre de control — Chapecoense

Autor

04 Diciembre, 2016

"Piloto: necesito descenso de inmediato".

En el análisis hecho por el piloto de Avianca, este concluye que su colega de Lamia "reportó falla eléctrica total pero no había pedido antes la declaratoria de emergencia para que le dieran prioridad absoluta".

"Señorita, Lamia 933 está en falla total, falla eléctrica total, sin combustible", afirma una voz que se identifica como el piloto de la aeronave accidentada.

"¡Vectores señorita, vectores a la pista!

Siempre hay que guardar 30 minutos extra de combustible para cualquier imprevisto", agregó Polanco, algo que remite a la condiciones del piloto como copropietario de una empresa chica que se especializa en chárter a costos económicos (60.000 dólares de precio promedio, un 40% más barato que los valores habituales de mercado).

Torre de control: Está Colombia 3020 (el otro vuelo). Nosotros nos quedamos callados.la controladora le dijo: "'usted se encuentra en el radial 180 con 9.000 pies a 8 millas', que es el vector más o menos", señaló. "(...) Hoy las redes llevan con mucha velocidad elementos, algunos van en el sentido de nuestras apreciaciones iniciales sobre el momento, sobre las conversaciones con la torre de control, pero será la investigación la que arroje un resultado final", le dijo a los medios colombianos.

Torre de control: Capitán, usted tiene 2-1-0. necesito bajarlo de nivel.

CONTROLADORA: ahh. posición... posición...

Tal cual lo había relatado Juan Sebastián Upegui, copiloto del vuelo de Avianca 9253, la grabación de este miércoles revive los instrantes previos al fatal accidente. Este audio coincide con el que se acaba de conocer.

Radio Blu de Colombia difundió un audio en el que se escucha la conversación entre el piloto del avión de Lamia, Miguel Alejandro Quiroga Murakami, con la torre de control. El audio se filtró.

"Localizadas las dos cajas negras por personal de seguridad aérea de la aerocivil", indicó en Twitter el director de Aerocivil, Alfredo Bocanegra.

Fue en ese momento cuando el RJ de manera tardía se declaró en emergencia por problemas de combustible.

Y es que el vuelo que procedía desde Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, ya venía con problemas desde antes de investigar, por lo que tuvo un retraso de más de cuatro horas, pues según el protocolo de viaje tenía que aterrizar en el José María Córdova a las seis de la tarde, sin embargo en tierra boliviana en el avión se tuvo que resolver un problema mecánico, exactamente en la parte eléctrica.


Mas noticias